Desmantelada dos plantaciones de marihuana en un paraje de la localidad almeriense de El Ejido

Durante la noche realizaban enganches ilegales en las fincas colindantes, con el objeto de suministrar agua

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado dos plantaciones de marihuana ubicadas en un paraje de El Ejido gracias a las informaciones anónimas recibidas por los ciudadanos. En la operación han sido detenidas dos personas e incautadas 161 plantas de cannabis con un peso de aproximadamente 118 kilos. Durante la noche realizaban enganches ilegales en las fincas colindantes, con el objeto de suministrar de agua la plantación ilegal que ocultaban tras 300 metros de matorrales

Colaboración ciudadana

La investigación se inició a principio del mes de agosto a raíz de diversas informaciones anónimas de ciudadanos que apuntaban a unos posibles invernaderos ilegales de marihuana en el Paraje de los Alcores -El Ejido. Tras unas primeras gestiones los investigadores constataron que las plantaciones se encontraban en un lugar de difícil acceso, siendo camufladas por unos matorrales de unos 300 metros de diámetro en un terreno abandonado, lo que imposibilitaba su visualización desde el exterior, circunstancia que los detenidos aprovechaban para el cultivo y no ser descubiertos.

Continuando con las investigaciones, los agentes pudieron constatar que las plantaciones estaban siempre vigiladas las 24 del día por dos hombres, de nacionalidades española y lituana de 50 y 18 años de edad, relevándose entre sí. Además, las plantaciones de marihuana estaban siendo habilitadas a su vez como laboratorios, dónde tras su proceso de cultivo, corte, secado y manipulación del cannabis, era distribuido a pequeños traficantes de El Ejido, quienes a su vez, acababan vendiéndolo a consumidores habituales de dicha sustancia.

Conectados a tomas de agua

Al inspeccionar las plantaciones los policías pudieron observar cómo por las noches, cuando los trabajadores de las fincas colindantes se retiraban, los vigilantes conectaban mangueras en balsas, abasteciendo de agua los invernaderos cultivados para el riego de las plantas de marihuana.

Finalmente, y con todas las pruebas obtenidas, se llevó a cabo un amplio dispositivo policial en el que los agentes cercaron los terrenos y arrestaron a los dos hombres que se encontraban en el lugar. Además intervinieron un total de 161 plantas distribuidas en dos zonas de unas 80 plantas cada una con una altura de 1,80 a dos metros aproximadamente. También se han incautado de varios embases de fertilizantes y una báscula de precisión.

Las investigaciones han sido llevadas a cabo por agentes de la Brigada de Policía Judicial apoyados por agentes de la UPR, ambos de la Comisaría de El Ejido.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*