JORGE CAMPOS DENUNCIA A LA JUEZ QUE INTENTA IMPUTARLE UN DELITO POR INJURIAS AL INDEPENDENTISMO CATALÁN

A pesar de la juez Margalida Victòria Crespí Serra, voy a seguir colaborando, como es obligación de cualquier ciudadano, con la Policía Nacional y la Guardia Civil

jorge campos circulo balear jorge campos circulo balear

El presidente de la Fundación Círculo Balear (FNCB), Jorge Campos, ha declarado en rueda de prensa que recurrirá la sentencia absolutoria hecha pública el pasado jueves y denunciará ante el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) a la juez de refuerzo del Juzgado de Instrucción nº 2 de Palma, Margalida Victòria Crespí Serra, por realizar en su sentencia “una valoración innecesaria, gratuita, que no tiene relación alguna con el objeto del juicio, pretendiendo imputar un delito y atentar contra la honorabilidad del denunciante sin prueba alguna, dejándolo en una situación de indefensión.”
Jorge Campos ha relatado los hechos reales que originaron su denuncia para que se conozcan frente a la difusión pública del contenido de una sentencia con “valoraciones impropias de un juez” y que “pretende convertir a los verdugos en víctimas.”

El presidente de la entidad constitucionalista ha recordado que días después del atentado de la banda terrorista ETA en Mallorca que costó la vida de dos agentes de la Guardia Civil, el 30 de Julio de 2009, Círculo Balear realizó unas valoraciones sobre la comisión del atentado recogiendo las mismas argumentaciones que, desde hace más de 15 años utiliza la Policía Nacional y la Guardia Civil: Las conexiones entre ETA y sectores del independentismo catalán y pancatalanista en Baleares. Conexiones que se siguen investigando, como recientemente han informado varios medios de comunicación a propósito de de las vinculaciones de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) con ETA y Terra Lliure. El presidente del Círculo Balear entregó entonces documentación sobre las amenazas recibidas durante los meses anteriores al atentado donde se hacían llamamientos a ETA y su entorno para que se atentara contra él y contra los miembros del Círculo.

Tras estas valoraciones y la entrega de datos y pruebas documentadas en las que se recogen posibles conexiones entre integrantes de ETA con grupos pancatalanistas radicales de Baleares, en la web financiada por la Generalitat de Cataluña www.racocatala.cat se difundió una fotografía de Jorge Campos acompañada de comentarios vertidos a través de seudónimos: “Campos merece el mismo final que los dos militares españoles”, “habría que distribuir la foto de este cerdo”, “en Mallorca ya lo conocemos, no necesitamos su foto”, “¿no le vais a hacer nada?”, o, “un país ocupado por estas ratas tiene que sufrir encima este cinismo, supongo que esta rata cuando mataron a los dos guardias civiles debió sacar el cava de la nevera, y debía decir ya tengo más argumentos” . Comentario que tras la instrucción policial quedó demostrado que surgió de un ordenador del Departamento de Justicia de la Generalitat de Catalunya sin, según la juez, quedar acreditado que pertenece al denunciado Moises Martí Sales, miembro de ERC.

Jorge Campos ha dado a conocer que la juez en su sentencia justifica estos comentarios contra él porque al colaborar con las fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado habría “provocado y ofendido” a los independentistas catalanistas. Incluso acusa a Campos de “hacer declaraciones totalmente injuriosas, fuera de lugar, con temerario desprecio a la verdad con ánimo de atentar contra el honor de aquellos a quienes se refería”, esto es, el sector independentista radical. Considerando “gravísimos” los comentarios sobre las vinculaciones entre el sector pancatalanista radical con el entorno proetarra, llegando a afirmar que “debería dar lugar a la incoación de un proceso penal por la posible comisión de un delito del artículo 510.2 del Código Penal.

(Artículo 510.2: Serán castigados con la pena de prisión de uno a tres años y multa de seis a doce meses los que, con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad, difundieren informaciones injuriosas sobre grupos o asociaciones en relación a su ideología, religión o creencias, la pertenencia de sus miembros a una etnia o raza, su origen nacional, su sexo, orientación sexual, enfermedad o minusvalía.)

La juez lamenta en su sentencia que no se pueda procesar a Jorge Campos por haber prescrito los hechos, incidiendo que su “conducta es totalmente reprochable y potencialmente merecedora de castigo penal.”

Valorando la sentencia, Jorge Campos ha aclarado que sobre los puntos 1 y 2 de los fundamentos de la sentencia no tiene nada que decir desde un punto de vista técnico-jurídico, simplemente hará uso de su derecho a recurrir por considerar acreditada la autoría de uno de los comentarios por el miembro de ERC, Moisés Martí Sales; y los hechos no han prescrito.

En cambio, sobre el punto 3, el denunciante, que ha recordado que es la víctima en este procedimiento, ya ha solicitado reunión con el Decano del Colegio de Abogados de las Islas Baleares, Martín Aleñar, para que le traslade su queja al Juez Decano de Palma, Francisco Martínez Espinosa. Además, Jorge Campos denunciará a la juez Margalida Victòria Crespí Serra ante el CGPJ.

Campos considera que la juez intenta imputarle un delito sobre cuestiones que no son objeto del procedimiento, extralimitándose en sus funciones: “Además, deja en muy mal lugar al titular del juzgado nº 2 que no debió apreciar delito en mis declaraciones al no iniciar proceso penal alguno. Es más, ni la propia juez que me acusa lo hizo cuando podía. Parece que lo incluye ahora en una sentencia, sin prueba alguna, porque de esta manera no puedo defenderme de sus graves acusaciones. Es intolerable”

El presidente del Círculo Balear ha proseguido valorando la sentencia: “Entiendo que la juez debería abrir diligencias contra los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que argumentan lo mismo que yo; y que, por cierto, reitero: Creo que pueden haber vinculaciones entre el pancatalanismo radical y el entorno etarra. Que no es lo mismo que indica esta señora en su sentencia inventándose que he afirmado que los sectores nacionalistas son simpatizantes de ETA”

“A pesar de la juez Margalida Victòria Crespí Serra, voy a seguir colaborando, como es obligación de cualquier ciudadano, con la Policía Nacional y la Guardia Civil, además de seguir confiando en el normal funcionamiento de la Justicia y sus órganos de gobierno, que, espero, actúen correctamente sancionando a la citada magistrada”, ha finalizado Jorge Campos.

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*