La Policía Nacional desarticula una red dedicada a introducir cocaína de otros narcos

La organización exigía un mínimo de 10 kilos de droga por envío quedándose así con unos 3 kilos de droga por cada servicio

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una red que ofertaba sus servicios a otros narcotraficantes para introducir cocaína en España por vía aérea. Los miembros de la organización exigían envíos mínimos de 10 kilos de droga y pedían por el traslado el 30% del estupefaciente introducido. En la operación se han incautado un total de 140 kilos de cocaína y ha detenido a 13 personas que empleaban el aeropuerto de Madrid-Barajas como punto de entrada de la droga en nuestro país.

En un año de investigación los agentes han logrado interceptar y detener a ocho “correos humanos” que eran utilizados por la red delictiva para portar el estupefaciente en su equipaje. Además, en una nueva fase de la operación los agentes han logrado desactivar una nueva forma de entrada, consistente en el envío de paquetes postales con la droga en su interior, y detener a cinco personas más, entre ellos a los dirigentes del grupo.

Las investigaciones se iniciaron en enero del año pasado cuando los agentes tuvieron conocimiento de que una organización estaba intentando introducir la droga a través del aeropuerto de Madrid-Barajas. Principalmente empleaban una ruta procedente de Bolivia. Durante la operación, los agentes han logrado interceptar a ocho “correos” procedentes de Santa Cruz de la Sierra (Bolivia) e intervenir ocho mochilas que ocultaban un total de 115 kilogramos de cocaína.

30% de comisión

Los responsables de esta organización vendían esta ruta de acceso a otros narcotraficantes a cambio de quedarse aproximadamente con el 30% del envío, unos 3 o 4 kilos de los diez que buscaban introducir. Tras el arresto de los ocho correos, los líderes de la organización decidieron establecer una nueva vía de entrada, motivados también por una deuda de 180.000 euros que les era reclamada por los narcotraficantes ante la pérdida de las dos últimas partidas.

A partir de ese momento, uno de los detenidos y principal cabecilla de la red, Jesuan Leandro D.L. de República Dominicana y 28 años de edad, planeó como alternativa el envío de “encomiendas”, envíos de paquetería que contienen la sustancia en su interior y que se remiten a centros de paquetería internacional en donde posteriormente son recogidos. Una nueva ruta que planteaba mandar remesas desde República Dominicana y que se ha visto frustrada, ya que los agentes han logrado interceptar la primera partida que ocultaba en su interior 22 paquetes con un peso de 1.150 gramos de cocaína cada uno y con un peso bruto de 25.300 kilogramos.

La investigación, que por el momento arroja un total de 13 personas arrestadas, aunque continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones, ha sido llevada a cabo por agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial, perteneciente a la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*