Las vacunas salvan tres millones de vidas anualmente

José Tuells, director de la Cátedra Balmis de Vacunología de la UA

En las últimas semanas se ha abierto un gran debate sobre la no vacunación a menores como consecuencia del caso de difteria de un menor español. Uno de los mayores expertos en inmunización de España y director de la Cátedra Balmis de Vacunología de la Universidad de Alicante (UA), José Tuells, aclara que “las vacunas incluidas en el calendario infantil español son recomendadas, no obligatorias”.

En este sentido, el doctor insiste en que “la estrategia basada en la recomendación ha conseguido muy buenas coberturas en las vacunas que se administran durante los dos primeros años de vida, obteniéndose resultados por encima del 95%”.

 A pesar de los buenos datos registrados que apuntan que “las vacunas salvan tres millones de vidas anualmente”, según Tuells se estima que para la primera infancia puede haber entre un 3 y un 5% de no vacunados.

Para la primera infancia puede haber entre un 3 y un 5% de no vacunados

“Existe la creencia de que estos niños y niñas son hijos de padres reticentes a la vacunación, algo que no es totalmente cierto. Dentro de ese porcentaje también hay que incluir a menores que constituyen bolsas de no vacunados por razones de pobreza o exclusión social”, afirma.

Un retroceso nada deseable

Respecto al movimiento antivacunas, Tuells alerta de que si se extiende entre la población “nos pondría en una complicada situación”. “Los avances conseguidos gracias a la vacunación, disminuyendo de forma drástica enfermedades como el sarampión, el tétanos, la difteria o la polio, se vendrían abajo. Un retroceso nada deseable”, añade.

En este sentido, hace 25 años se formó una Liga para la Libertad de la Vacunación y más recientemente se han creado algunas asociaciones de afectados que suelen reivindicar una mayor seguridad de las vacunas tras atribuirles efectos adversos en sus hijos e hijas. “Si existe una preocupación ciudadana hacia la seguridad y hay un problema de comunicación sobre los beneficios y consecuencias de las vacunas, ¿por qué no implantar un programa que compense los posibles daños por efectos adversos, similar a los que ya existen en los países más desarrollados?”, señala Tuells.

Cátedra Balmis de Vacunología

La Universidad de Alicante y el grupo Ribera Salud han puesto en marcha recientemente la Cátedra Balmis de Vacunología, la primera en España de estas características. Entre sus objetivos, su director apunta que es clave la “formación, especialmente del personal sanitario, para lo que estamos preparando cursos y seminarios. Entendemos que es necesario además difundir la vacunología utilizando las posibilidades que ofrece la tecnología actual por lo que vamos a crear una web que responda a este objetivo”.

En el campo de la investigación, se centra en dos líneas de trabajo. Por un lado, llevar a cabo estudios de vacunología social, es decir, cómo son representados, difundidos y debatidos en los medios de comunicación y redes sociales los aspectos que identifican la confianza de la población en las vacunas. Y, por otro, proyectos de vacunología clínica aplicada a través de estudios sobre el terreno que favorezcan el conocimiento epidemiológico de las enfermedades vacunables y la efectividad de las vacunas.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*