sexo borracho

La idea de tener sexo borracho en una salida nocturna puede parecer muy divertida, pero a menos que tengas cuidado, ¡podrías terminar arrepintiéndote más que nunca!

El gran fotógrafo, Rennie Ellis, dijo una vez sobre el alcohol: "[Ha sido durante mucho tiempo el lubricante principal en nuestra relación social y el fluido sagrado de la unción de la garganta que acompaña al ritual de la relación de pareja".

Y cuán verdaderas son esas palabras. El alcohol ha actuado como lubricante social desde tiempos prehistóricos, el proverbial coraje holandés que nos da ese paso adicional en nuestra capacidad de interactuar con confianza y competencia con los demás. Sin embargo, una vez que ese paso se convierte en un sprint y se produce la embriaguez, se pueden esperar consecuencias desastrosas. En ninguna parte más que en el dormitorio.

Un sorbo demasiado lejos

El alcohol nos libera de nuestras inhibiciones sociales, en una medida directamente proporcional a la cantidad embebida. Lo que nos hace interesantes y eruditos después de un simple aliento nos convierte en aburridos, lecheros y recalcitrantes consumados, si no controlamos nuestra ingesta a los niveles apropiados.

Incluso comenzar a considerar llevar ese comportamiento alimentado por el alcohol a la habitación es una receta prácticamente garantizada que conducirá al desastre.

¿Por qué el alcohol y el sexo no se mezclan?

Puede pensar que dejar a un lado sus inhibiciones con unas pocas bebidas lo llevará a un viaje de exploración sexual reveladora, pero es más probable que sufra una serie de desastres sexuales.

# 1 haciendo un Corleone. Llamada así después de la primera película de El Padrino, donde un adversario comete el error de ponerse del lado equivocado de Don Corleone, y termina con, sí, lo has adivinado, ¡la cabeza de un caballo sobre la almohada! Cualquiera sea el término que prefiera usar, el hecho es que el alcohol tiene una propensión aterradora a elevar a aquellos que mirarían a su casa en una película de Boris Karloff al estado de supermodelo.

Sin embargo, una vez que el alcohol desaparezca y te despiertes mirando ese caballo de regalo directamente en la boca, con un brazo atrapado debajo de ellos que consideras seriamente masticar en lugar de molestarlos, te arrepentirás rápidamente de esas últimas bebidas.

¡Y si realmente tienes mala suerte, entonces uno de tus amigos más sobrios habrá cometido todo el acto de indecencia en la memoria y te acosará con el incidente por el resto de tus días de nacimiento!

10 peores personas con las que puedes tener una aventura de una noche

# 2 Saltando el arma. Es posible que hayas sacado una galleta absoluta, por otro lado, con un chico o una chica que es exactamente del tipo que buscas y es exactamente el tipo con el que podrías verte estableciéndote. Sin embargo, en la parte trasera de una velada borracha sucia, y seamos sinceros, para irse a casa con alguien tan borracho como tú, deben haber estado en un estado bastante similar, es posible que hayas arruinado cualquier posibilidad de tomarlo. más lejos.

Tales situaciones son del tipo que la mayoría de las personas intentan poner culpablemente detrás de ellos y juran que nunca volverán a hacer. Raramente proporcionan la base para una relación duradera y feliz.

¿Deberías rendirte y tener sexo en la primera cita?

# 3 Tu amigo flexible. No, no es una tarjeta de crédito, y definitivamente una para los chicos, que describe la tan odiada y temida caída de la cervecera. Para aquellos que no lo saben, estoy, por supuesto, describiendo la impotencia relacionada con el alcohol y el efecto que tiene sobre los genitales masculinos.

Nada es peor que prepararse para el evento principal y reemplazar lo que se suponía que era una combinación de carne de res por lo que solo se puede describir como una lechuga húmeda. ¡Adiós, dignidad!

Cómo mantener tu erección durante más tiempo sin esfuerzo

# 4 Duermes, pierdes. Otro efecto secundario no deseado del alcohol, pero demasiado común, es la somnolencia. No importa cuánto tenga ganas de ir, tan pronto como se encuentre en una posición cómoda, la bebida provocará a su cuerpo a someterse, y se irá asintiendo antes de que pueda sacar el condón de su bolsillo.

No es algo que un compañero en el crimen quiera ver cuando esté listo para el hecho, o peor aún, en el medio. ¡Intenta vivirlo si puedes!

# 5 Pintar las paredes. Algunos de nosotros tenemos constituciones más fuertes que otros. Algunos pueden tirarlo por el cuello toda la noche con apenas un contratiempo, mientras que otros se enferman bastante en una sesión prolongada de bebida. Y seamos sinceros, pocas cosas son más propensas a provocar humillación y disgusto que rociar tu propio apartamento o el de tu presa con el esplendor multicolor del vómito cargado de alcohol. En realidad, no es idea de nadie de juegos preliminares exitosos.

# 6 Forzando el problema. Esta es una consideración bastante seria, especialmente para los muchachos, pero tener relaciones sexuales con alguien que está borracho, incluso si estás en la misma condición, puede constituir una violación legal en muchas partes del mundo. La humillación es una cosa, pero los antecedentes penales son otra cosa. Lo mejor es dejar de lado esas últimas bebidas y tomar una decisión que no lo llevará a tantos problemas.

# 7 pulgares tambaleantes. ¿Recuerdas cuando eras adolescente y los sujetadores parecían poseer una complejidad no muy diferente a la que se encuentra en la física cuántica y la ingeniería aeronáutica? Bueno, multiplique eso por diez, y allí tiene la dificultad de eliminarlos cuando está intoxicado.

¡Agregue medias y vestidos ajustados a la mezcla, y también puede intentar construir una nave espacial que desnudarla! Y hurgar en ella como un aprendiz de mecánico no es probable que anote muchos puntos brownie.

# 8 Una o dos gotas. Así que te las arreglas para encontrar el camino a una de tus respectivas casas desde donde promulgar la escritura sucia, navegar con aplomo en la situación de quitar la ropa, mantener tu almuerzo con éxito y enfrentar la posibilidad de tener relaciones sexuales, cuando piensas para ti mismo , Realmente podría hacer con ir al John primero. Tu también. Lo suficientemente justo. Es mejor estar cómodo durante el acto que no.

Pero si esto sucede una segunda vez, luego una tercera, cuarta, quinta, etc., realmente arruinará el estado de ánimo. Y, desafortunadamente, el alcohol es un diurético y tendrá exactamente este efecto. Entonces, a menos que tenga una vejiga del tamaño de un cubo de carnicero o que haya logrado exprimir algunas pintas de antemano, las perspectivas para pasar un rato divertido entre las sábanas no son buenas.

# 9 Considera esto. Y lo harás si estás lo suficientemente borracho. Las inhibiciones salen por la ventana y considerarás cualquier cosa. Lo que no siempre es algo malo, pero si te despiertas junto a las selecciones de la noche anterior vestido con una máscara de cuero y sosteniendo un pollo de aspecto bastante perturbado, entonces probablemente desearás haberte quedado a ver televisión.

10 juegos de beber sucio para chicos y chicas traviesos

# 10 Ex-sexo. Esa persona a la que has odiado odiando durante los últimos seis meses, esa persona horrible a la que has deseado toda clase de males por tener la audacia de abandonarte, el foco de todo tu vitriolo y tu tristeza, es la última. persona que alguna vez quieres ver a tu lado en la mañana.

Pero el alcohol no es una bestia partidista, y lo que puede parecer la peor idea del mundo cuando está sobrio puede parecer la mejor idea cuando está borracho, y si su ex aparece durante la noche, no espere volver solo a casa. . Sin embargo, ¡espera estar dos veces más angustiado por la mañana cuando te das cuenta de lo que has hecho!

10 veces donde el sexo de ruptura realmente funciona

Por lo tanto, piénselo dos veces la próxima vez que salga de noche antes de decidir dar el paso borracho. Bien puede ser un error que nunca olvidará.